Del socialismo utópico al socialismo científico

Marx no fue el primero en pensar en una sociedad comunista. Antes de él hubo escritores que, haciendo una crítica de la sociedad en que vivían, llegaron a proponer soluciones de tipo socialista y aún comunista. Todos ellos deseaban una sociedad en que no hubiera antagonismo de clases, es decir, en que no existieran grupos sociales que tuvieran el monopolio de algún sector fundamental de la actividad social.

Se anunció la “planificación centralizada” de la producción, una “sociedad mundial” en que el poder estuviera en manos de los hombres de ciencia y de los dirigentes de la economía. Se habló de una sociedad como una “federación de comunidades con gobierno propio”.

 

Pero estas ideas tan buenas no pudieron construir las sociedades con las que pensaban, porque en la época en la que ellos vivían no existía un capitalismo avanzado, todavía no se habían producido las grandes concentraciones proletarias en los centros industriales. Estos pensadores no consideraron en sus modelos de sociedad, la resistencia que podían oponer las clases dominantes; tampoco se formaron una idea correcta del papel que tiene el estado en las sociedades de clase. No pensaron, por lo tanto, que el aparato de Estado burgués, al servicio de las clases dominantes, iba a ser usado por estas clases para oponerse a la implantación de una sociedad gobernada desde su propia base.

Por último, el punto central de sus debilidades fue el método que pensaban usar para implantar la sociedad ideal: simplemente por medio de la propaganda o de una serie de decretos. La lucha de clases estaba ausente de su pensamiento. Creían más bien en la bondad natural del hombre, en la posibilidad de llegar a arreglos amistosos entre los intereses antagónicos de los diferentes grupos de la sociedad.

Marx, junto a Engels, fueron los primeros pensadores que no se limitaron a “desear” una sociedad nueva y justa, donde desapareciera la explotación del hombre por el hombre. Realizaron un estudio a fondo del régimen capitalista, de sus leyes de funcionamiento y de la lucha de clases que éste produce. Por ello  fueron capaces de mostrar cuáles eran los mecanismos y cuál era la clase social que iba a poder destruir el sistema capitalista e implantar el nuevo sistema social con el que muchos habían soñado sin ser capaces de indicar cómo llegar a realizarlo.

Marx y Engels, por medio de este estudio científico de la sociedad, descubrieron la contradicción fundamental del  sistema capitalista: la contradicción entre el carácter cada vez más social de las fuerzas productivas y la propiedad privada cada vez más concentrada de los medios de producción.

A medida que se desarrolla la contradicción entre la socialización de las fuerzas productivas y la propiedad privada de los medios de producción, se desarrolla también la contradicción entre el proletariado y la burguesía, es decir, entre los productores de bienes sociales y los acaparadores de éstos debido a que son los propietarios de los medios de producción. La creciente concentración de los medios de producción en un número cada vez más reducido de capitalistas aumenta la masa de desposeídos, de los que tienen que vender su fuerza de trabajo para poder sobrevivir.

Marx y Engels llegaron, por lo tanto, a plantar que “el modo capitalista de producción, al convertir mas y mas en proletarios a la inmensa mayoría de los individuos de cada país, crea el mismo la fuerza que, para liberarse de la explotación, está obligada a hacer la revolución”.

 

Tomado de: ¿Qué es? La sociedad. Marta Harnecker.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: